Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Accesibilidad
Ir arriba

Arriba

Cuidemos nuestro microbioma porque tiene la clave para activar procesos inflamatorios causantes de muchas enfermedades. También las de la visión

27/06/2019 · Noticia
2222222

El microbioma es el conjunto de microorganismos que viven dentro del cuerpo y que están en lugares muy diversos como la saliva o la conjuntiva, pero sobre todo en el intestino. Tanto si son bacterias, hongos o virus, se sabe que tienen un papel fundamental en nuestras tareas vitales; y es que, el microbioma, participa en procesos como la digestión, la síntesis de vitaminas y la regulación de estados inflamatorios, entre otros. Nuestro sistema inmunitario y el microbioma mantienen un diálogo constante, pero cuando esta relación se desequilibra se pueden iniciar procesos patológicos.

Diferentes factores pueden modificar el microbioma a lo largo de la vida y entre ellos la dieta, con un rol muy importante. Varias investigaciones indican que una mala alimentación puede producir cambios en la cantidad y diversidad de microorganismos de nuestro intestino favoreciendo estados poco saludables. Una alimentación rica en fibra basada en frutas, verduras, legumbres y cereales integrales, baja en azúcares añadidos y con poca cantidad de carnes rojas, favorecerá la salud de nuestro microbioma.

Si tenemos un microbioma saludable se pueden reducir las probabilidades de desencadenar enfermedades por las que tenemos predisposición genética. Si no es saludable, puede favorecer que los riesgos genéticos se manifiesten con más facilidad. Sabemos que tiene impacto en enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer, Parkinson o Esclerosis Múltiple.

En el campo de la oftalmología, estudios recientes sugieren que el microbioma también puede tener un papel importante en enfermedades oculares como la uveítis o la degeneración macular asociada a la edad (DMAE) exudativa. Lo que todavía se tiene que demostrar, en muchos casos, es si los cambios observados en el microbiota son la causa o la consecuencia de la enfermedad, pero se cree que puede tener un papel determinante para regular estados inflamatorios.

Por eso, hoy, Día Mundial del Microbioma, se hace un llamamiento internacional para tomar conciencia de la importancia de cuidar este ecosistema que convive con nosotros. El Institut de la Màcula se suma a esta iniciativa y, además, trabaja junto con la Barcelona Macula Foundation y el Centre de Regulació Genòmica (CRG) para investigar los efectos que las variaciones en el microbioma podrían tener en la degeneración macular asociada a la edad.

El doctor Jordi Monés, MD, PhD, nos explica, en este vídeo, y de una forma muy entendedora, qué es el microbioma, qué cambios puede sufrir a lo largo de la vida y cómo afecta a nuestra salud.

Última modificación: 13 Noviembre, 2019 - 17:13