Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Accesibilidad
Ir arriba

Arriba

Tumores oculares, palpebrales y orbitarios 22/03/2013

Tumores

La naturaleza de los tumores que pueden presentarse en el área periocular es muy variada, y podemos encontrar multitud de lesiones benignas y quistes, pero también lesiones cancerosas.

Entre estas, las más frecuentes son las relacionadas con la exposición solar, fundamentalmente el carcinoma basocelular y el carcinoma escamoso, que pueden aparecer en los párpados. Cuando una lesión cancerosa se presenta en los párpados, es fundamental que la trate un especialista, ya que se requieren técnicas quirúrgicas muy específicas que, a la vez que eliminan el tumor, aseguran que el párpado pueda mantener su importante función de protección del globo ocular.

Los tumores orbitarios también pueden dividirse en benignos y cancerosos, siendo los primeros más frecuentes. Algunos tumores orbitarios, pese a ser benignos, como el hemangioma cavernoso, pueden entrañar problemas visuales debido a su localización orbitaria. Las lesiones cancerosas de la órbita son poco frecuentes, y entre ellas la más frecuente es el linfoma orbitario, que suele tener un buen pronóstico de curación. Otros tumores que pueden presentarse en esta área son los de la glándula lagrimal o las metástasis de otros cánceres.

En el globo ocular también pueden aparecer lesiones cancerosas, que pueden afectar a la superficie ocular, como en el caso de los carcinomas escamosos de conjuntiva, o crecer en el interior del globo, como el melanoma de coroides. Cada uno de ellos tiene un tratamiento específico que en algunos casos puede requerir un abordaje oncológico multidisciplinar.


Autor

Dr. José Nieto, M.D.
Número de Colegiado COMB: 38.579
Médico Oftalmólogo
Especialista en Cirurgia Plástica Ocular

Última modificación 16 Noviembre, 2017 - 17:43