Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Accesibilidad
Ir arriba

Arriba

Queratitis 07/01/2013

Queratitis

La queratitis es una inflamación de la córnea, la estructura anterior del ojo. La córnea está constituida por un tejido transparente y avascular, y su característica principal es la transparencia, que sirve para permitir el paso de la luz y la imagen al interior del ojo. La queratitis puede ser superficial (solo afecta al epitelio) o ulcerativa (afecta a capas más profundas de la córnea).

La queratitis superficial es la más frecuente y normalmente se cura sin dejar ninguna cicatriz, mientras que la queratitis ulcerativa puede ser en algunos casos muy grave y provocar cicatrices en la córnea que requieran un trasplante corneal.

Las queratitis pueden aparecer por muchas causas, como por ejemplo infecciones (bacterias, hongos, amebas, parásitos y virus), sequedad ocular, exposición, hipersensibilidad estafilocócica o cuerpo extraño corneal residual, entre otras.

Los organismos bacterianos son la causa más común de queratitis infecciosa. Mientras no se demuestre lo contrario, en general, se supone que las infecciones corneales son de origen bacteriano. Estas infecciones pueden ser muy graves. Es muy importante un correcto diagnóstico y la instauración precoz del tratamiento adecuado para su control.

Síntomas

Las queratitis provocan dolor, lagrimeo, ojo rojo, fotofobia, disminución de visión, secreción e intolerancia aguda a las lentes de contacto.

Tratamiento

El tratamiento es específico según la etiología. Es muy importante acudir al oftalmólogo al iniciarse los primeros síntomas. El pronóstico dependerá, en muchos casos, de la correcta y precoz instauración del tratamiento.


Procedimientos relacionados

· Topografía corneal

· Aberrometría

· Microscopía especular

· OCT segmento anterior


Autor

Dra. Paula Verdaguer, MD, PhD
Número de Colegiado COMB: 40.737
Médico Oftalmólogo
Especialista en Córnea, Cirugía Refractiva y Cataratas

Última modificación 16 Noviembre, 2017 - 17:43